viernes, 17 de abril de 2009

Reflexión eterna

¿Qué sentirá un no nacido al saber que de pronto su no existencia está amenazada? Si tenemos miedo a la muerte es lógico pensar que cuando no éramos también pudimos tener miedo a la vida, a fin de cuentas el no ser es un estado en el que los problemas no existen, la infelicidad no existe y el miedo a dejar de existir no existe. Digamos pues que el estado natural de toda vida es la no existencia, antes y después de la propia vida. Yo ahora mismo soy. Pero ¿y hace cien años, hace cuarenta, era también, seguiré siendo dentro de uno, cinco, cincuenta años? Entonces para qué preocuparse tanto por los problemas de la vida si al fin seremos como al principio, un no ser. Todo esto estaría muy bien (mi reflexión) si no fuera por la capacidad humana de sentirnos eternos, de pensar que seguiremos en un más allá y que provenimos de un más acullá, craso error, somos instantes mientras podamos serlo, ni más ni menos que eso. Somos ya el pasado para los que tendrán que nacer dentro de cincuenta años, ellos también serán pero……….. Infinito.

Mareaxe.

1 comentario:

  1. somos prehistoria que tendrá el futuro...
    (silvio)
    saludos!

    ResponderEliminar