martes, 17 de febrero de 2009

Historias del ángel caido (XII)

Se sintió solo, terriblemente solo en un mundo lleno de personas, procuró recordar por un instante las palabras de sus padres, todas aquellas enseñanzas sobre un mundo bueno, pero no encontró el sentido de la bondad en si mismo, intentó buscar en su sinrazón pero no halló más que dolor en toda su alma, había nacido para el mal y ni siquiera eso hacía que le remordiera la conciencia, sea pues se dijo y apretó el botón del mecanismo, al instante la explosión se escuchó en media ciudad, hecho estaba y ya no había marcha atrás, por las buenas o por las malas aprenderían.
Los noticiarios echaban humo, la explosión en un colegio del centro de la capital de España era primera página en más de medio mundo, la masacre dejaba perplejos a propios y extraños, más de setecientos muertos entre alumnos y docentes, una barbaridad en toda regla. El siguió las noticias desde un bar cercano a su obra, observando las caras de los clientes, escuchando sus coléricos arrebatos hacia los hijos de puta asesinos que se habían atrevido a semejante brutalidad, escuchó varias veces preguntar el por qué, no hay un por qué se dijo para sí mismo tranquilamente, orgulloso ahora sí de sí mismo, solo hay un hasta la próxima. Preguntó al camarero cuanto era la cuenta y pagó feliz la consumición, salió del establecimiento y respiró hondo, aquello solo era el principio y lo sabía, sonrió tímidamente y caminó tranquilo entre la masa de transeúntes, se preguntó a cuántos de ellos mataría la próxima vez. De momento la fiesta había comenzado, ¡Danzad malditos, danzad!


Mareaxe.

9 comentarios:

  1. Como siempre me has dejado sin palabras amigo mareaxe.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ja que te las traias !!! con el cuento..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El poder que sienten algunos sobre la vida y la muerte los hace creerse superiores.

    El cuento, excelente.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  4. Buena descripción del tío con rabo y cuernos que dicen que es el autor intelectual de toda fechoría.

    Buena entrada

    Besitossss

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué interesa al mundo? Sólo son estadísticas. Y un gran filón para los diarios. Mejor que Hiroshima. ¿De qué sirve escribir sobre el pasado?

    Que se tome la libertad que quiera. Difícilmente conseguirán atraparlo, siendo quien es.

    #47

    ResponderEliminar
  6. Ante todo aclarar que esto es fruto de mi imaginación y que el relato forma parte de un todo mayor, que no se piense nadie historias raras. Un saludo a todos y gracias.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y tenía que ser precisamente en Madrid?, joder con el angel caido, y encima en un colegio.Es un relato muy bien narrado, que bien podría ocurrir en cualquier punto del mundo, y se me han puesto los pelos de punta, al recordar el 11-M, ese dia perdí a un buen amigo. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar